Avatar de Alberto Castañeda
,

¿A quién quiere más un perro? ¿A papá o a mamá?

¿Les has preguntado a tu perro a quién quiere más, si a papá o mamá? Es una pregunta muy incómoda para los humanos. Si se lo preguntas a un niño de corta, la va a esquivar. “Pero, ¿en qué lío me estás metiendo?”, pensará.

Tu perro no te va a contestar. Desde luego que no. Pero te lo va a indicar y de manera muy clara. Es lo que hizo Max, un Bichón Maltés con un pelaje brillante, desde que llegó a su nuevo hogar de cachorro.

Después de mucha insistencia, los papás consintieron en llevar una mascota a casa. Había sido reclamado con mucha insistencia por sus hijos, Sofía, la mayor y Andrés, el más peque. Esa insistencia que solo tienen los niños cuando quieren algo.

Las reticencias de los papás eran lógicas. Una mascota, un perro, no es un objeto. Necesita de muchos cuidados.
Se aseguraron que los tuviera antes de llevar a Max a casa. Pronto, muy pronto, se pudo observar que Max quería a todos los miembros de la familia por igual. Pero con Sofía… Con Sofía había algo diferente.

Si Sofía estaba en casa, Max se convertía en su sombra. Si se sentaba a hacer sus deberes, Max estaba a su lado. O si miraba la televisión. Cuando se iba al cole se notaba tristeza en la mirada de Max.

Era una consecuencia lógica. Sofía, con diferencia, era la que, desde la llegada de Max, más tiempo había pasado con él. Le enseñó a sentarse, a dar la mano… Atendía a sus necesidades, le daba comida…

La prueba definitiva

El cabeza de familia hizo la prueba.

“Cada uno de nosotros se irá a una habitación y a mi señal le diremos a Max que venga. Comprobaremos quién es su persona favorita”.

No hubo ningún tipo de duda. Al escuchar las diferentes voces, Max se dirigió a la habitación en la que estaba Sofía, moviendo el rabo a velocidad de aspa de ventilador.

Todo el mundo esbozó una sonrisa. El experimento solo hizo que confirmar lo que toda la familia intuía. Max tenía una persona favorita dentro de la familia y esta persona era Sofía.

En este vídeo puedes ver cómo esta raza responde a estímulos, no queda ninguna duda de a quién quiere más este precioso Bichón Maltés

¿Pueden tener los perros una persona favorita? ¿Cómo la eligen?

La respuesta que tenemos que dar a la primera pregunta es que sí. Que los perros, como los seres humanos, tienen predilección por una determinada persona. El caso de Sofía lo corrobora.

Ahora bien, ¿cómo la eligen? ¿En qué se fijan los perros para tener predilección por una u otra persona?

Según algunos estudios los factores que tienen en cuenta son los siguientes:

  • Comunicación y lenguaje corporal. Los perros son muy sensibles al lenguaje corporal y al tono de voz. Si la comunicación es clara y tranquila, lo agradecen. Por supuesto que tienen muy en cuenta los gestos, la manera en que te diriges a tu mascota. Los gestos, aunque pueda parecer lo contrario, cuentan, y mucho para ganarse su confianza. Dichos gestos también han de ser simples y, por descontado, amigables. Por poner un ejemplo: los perros agradecen que te agaches y que te pongas a su altura.
  • Tiempo y tiempo de calidad. Es uno de los aspectos básicos. El tiempo que pasas con ellos. Sofía era la que más tiempo pasaba y eso se notó en la “decisión final”. No basta con pasar tiempo, sino que este tiempo ha de ser de calidad. ¿Qué te queremos decir con esto? Pues que agradecen los largos paseos, que juegues con ellos, que les acaricies, que les des un buen baño… Otra cosa. Los perros agradecen las rutinas. Si les sacas a pasear a una determinada hora que sea siempre la misma.
  • Cuida de sus emociones. Aunque parezca una perogrullada, si le cuidas tienes muchas posibilidades de que te elija como su persona favorita. El cuidado incluye la alimentación, claro está. Pero también su cuidado físico y emocional. ¿Alguien duda de que los perros y las mascotas en general tienen sentimientos? Un perro se va a sentir atraído por ti si satisfaces todas sus necesidades. Muestra empatía por su estado de salud y su estado de ánimo. Estate pendiente de él. Procúrale confort y seguridad.
  • Edúcale en positivo. Tal y como indican muchos expertos, la educación de tu perro ha de ser en positivo. ¿Qué queremos decir con esto? Que debes huir de las tácticas que priman el castigo por encima de la recompensa. Muchas personas todavía piensan que los perros han de ser “obedientes y sumisos”, pero el castigo les provoca miedo y, como consecuencia, esconden su manera de ser.

La genética y los vínculos entre perros y humanos

Una cuestión que también te queremos hacer notar y que hemos podido leer en otros estudios es que la ciencia nos ha revelado que ese vínculo tan especial que existe entre perros y humanos puede tener razones genéticas.

Nos explicamos. Los perros, a lo largo de la historia, han desarrollado la capacidad de leer y comprender las señales de los humanos.

Y lo han hecho, si nos permites la expresión, “de manera consciente”. Los perros han sido domesticados por el ser humano y si comprendían mejor su comportamiento tenían más posibilidades de sobrevivir.

Esto explicaría, en parte, lo que hemos ido contando a lo largo de este artículo. Que saben perfectamente qué ser humano, qué miembro de la familia va a cuidar mejor de ellos y por eso lo eligen como persona favorita.

En resumen. Si tú quieres emular a Sofía, ganarte la confianza de tu perro y ser su persona favorita, es decir, que si le preguntan a quién quiere más que te elija a ti, tienes que pasar tiempo de calidad con él, seguir unas rutinas y ser constante, entrenarle, acariciarle, alimentarle y entender sus necesidades.

Desde luego que es muy gratificante ver como una mascota te considera que eres su amigo. No olvides bajo ningún concepto que el perro es el mejor amigo del hombre.

Es una frase hecha pero, por todo lo que te hemos contado en este post, cobra mucho sentido.

¿No crees?

¿Te ha gustado? 
Valora este artículo

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación: 5 / 5. Recuento de votos: 2

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido…

¡Sígueme en los medios sociales!

Compartir Artículo

    Acepta y concede consentimiento expreso para poder escribirte, contactar y ampliar información sobre las camadas y otros servicios relacionados. Puedes consultar nuestra política de privacidad.


    Comentarios

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

      Acepta y concede consentimiento expreso para poder escribirte, contactar y enviarte información sobre las camadas y otros servicios relacionados. Tus datos están protegidos y no se ceden a terceros.🔒

      Decoración Encabezado

      Últimos artículos publicados

      aprende con nosotros, forma parte de nuestra comunidad