2) Evítale la ansiedad por separación

Planifica tomarte al menos unos días libres del trabajo después de la llegada de tu cachorro para que, poco a poco, vaya acostumbrándose a períodos solo cada vez más largos.

Primero juega con él para cansarlo, luego ponlo en su cama, dale un Kong u otro juguete para masticar y siéntate cerca mientras lees o trabajas en tu televisión. Aumenta lentamente el tiempo que lo dejas solo, hasta que esté tranquilo y relajado por sí mismo.